Home >  Blog > Largometraje nacional: “Donde Acaban los Caminos”
 

pelicula_donde_acaban_los_c.jpgEl cine Guatemalteco se vistió de Gala para finalizar la semana Monteforte Toledo en honor al fallecido escritor con una presentación de la película al público Guatemalteco en funciones únicas el día de ayer 31 de diciembre.

Ni lento, ni perezoso asistí a esta función que lleno las cuatro funciones presentadas en dos salas de cine de Magic Place demostrando el interés por apreciar el cine de nuestro país.

Basado en la obra del mismo nombre, escrita por Mario Monteforte Toledo, Donde Acaban los Caminos nos regresa a la “Guatemala de antes” para contar la historia de un doctor que llega a un pueblo alejado de la ciudad para ejercer su profesión. Allí la división entre las razas ladinas e indigenas estaba muy marcada, no importandole al doctor que atendía a cualquier persona en su clínica. Así mismo ayuda a curar una epidemia de Tifus en una aldea indigena ubicada en las montañas convenciendo a los habitantes de quemar sus casas para evitar la expansión de la misma. En dicha aldea conoce a Maria, una joven indígena de 17 años de quien se enamora. El romance trae problemas para el doctor cuando los rumores de su relación inician. También María se ve envuelta en problemas al ser rechazada junto a su familia en su aldea indígena. Estos problemas alejan a los protagonistas regresándolos a su entorno. Sin embargo, fruto de ese amor surge un hijo que María niega a el Doctor para evitar que sigan juntos. El final muestra como en dicho hijo se fusionan los ladinos con indigenas, aunque el rechazo de sus sociedades deja a María en total soledad, mientras que el doctor rehace su vida con otra señorita de la alta sociedad del pueblo.

En cuanto a la realización de la película, hay que destacar que se ha visto una mejora considerable desde la película La casa de enfrente presentada el año pasado.

Los paisajes naturales del lago de atitlán mezclados con la hermosa ciudad colonial de Antigua Guatemala resultan en una ambientación muy interesante apoyada por vehículos, vestuarios y elementos antiguos muy bien utilizados, encontrando ni un solo error en cuanto a la ambientación antigua de la película. Claro que aún me es difícil imaginar las edificaciones de la Antigua en las cercanias del lago. También destaca la participación de destacados actores y actrices nacionales. De acuerdo a los productores participaron más de docientos actores y trecientos extras.

Entre las cosas que me dejaron peros, debo destacar que hizo falta el uso de lenguas indigenas en la película. Con tanta riqueza que tiene nuestro país hubiera sido un buen detalle, en lugar de que todos hablaran español. Es cierto que se pretende presentarla en festivales internacionales, pero el uso de subtitulos si se requiere entender dichos dialogos no es molesto para la audiencia. De cualquier forma, a veces habian susurros de indigenas a lo lejos que igual se hacian en español y no hubiera afectado que fueran en alguna lengua. En cuanto a la filmación, no me convencieron algunos cambios de tomas donde se regresaba a una toma tan similar que no hacía falta el cambio. Al final donde María sube al volcán utilizan mucho este efecto sin tan buen resultado. Pero en general las tomas muy correctas y bien realizadas.

Me emociona tener otra película de nuestro país lista para participar en festivales internacionales. Una sola fecha para presentarla no es suficiente y esperemos más funciones, o por que no, una versión en DVD para tenerla en la videoteca de nuestros hogares.

Felicitaciones a El Angel de la Luna Llena y a la Fundación Mario Monteforte Toledo por este esfuerzo, invitandolos a que sigan promoviendo el cine Guatemalteco.

Los invito también a ver otros comentarios de la película en El periódico y Prensa Libre.

Be Sociable, Share!
Publicado por admin en Uncategorized
 
 

Comentá con Facebook: