Una catastrofe que pudiera tener a cien mil victimas nos invita a reflexionar y a darnos cuenta que de la noche a la mañana, una tragedia puede desencadenarse con repercusiones gigantescas.

Nuestra solidaridad para las víctimas. Que en paz descansen.