Ocho kaibiles murieron y cinco resultaron heridos esta semana en la República Democrática del Congo, en ?frica. Los militares eran parte de la Misión de imposición de paz de las Naciones Unidas en ese país (Monuc) y fueron emboscados por rebeldes del Ejército de Resistencia del Señor (LRA, por sus siglas en inglés).
Aunque hablar del tema resulta un tanto punzante por la reciente muerte de los compatriotas guatemaltecos, me he detenido a pensar y reflexionar el tema…
¿Realmente la lucha armada y el envío de guatemaltecos a tierras extranjeras es la mejor forma que tiene el gobierno para agraciarse con la Organización de Naciones Unidas? La historia de este nuevo siglo está gravemente manchada con guerras estadounidenses contra paises subdesarrollados que luchan por su autonomía. Nuestro país aparenta sumirse cada día más en el lodo de la pobreza e inseguridad y nuestro presidente decide que es bueno que nuestro ejército salga al extranjero en misiones de paz.
¿Realmente necesitamos enviar misiones de paz, o necesitamos aplicar una dentro de nuestro propio país?