navidad.jpg
El aroma a manzanilla, un poco de frío, tal vez con la dicha de una taza de ponche y un tamal, tal vez simplemente con la bendición de la familia a tu lado.

Figuras rememorando el nacimiento de Dios en la tierra, un árbol “navideño” de dudosa procedencia, posiblemente una moña como toque final a una caja empacada con colores, sueños y deseos…

Todo puede faltar, menos Dios, su amor, su paz, la comprensión y las intenciones de cambiar nuestras vidas en el próximo año. No hay duda sobre la oportunidad que el Creador aprovecha, entre nuestras costumbres consumistas y materialistas en torno a la navidad, para difundir su amor, el mensaje de paz y la invitación a unirnos realmente como hermanos chapines, como una sola raza de hombres y mujeres iguales.

Que esta nochebuena, con todo el color, sabor y aroma que le damos los chapines, se convierta en un evento inolvidable por rebosar de amor, felicidad y unión, dándole paz a nuestros corazones y llenándolos de esperanza, fe y fortaleza para continuar nuestro viaje a pesar de los problemas que día a día nos acosan.

Que tengan todas y todos los guatemaltecos, una nochebuena en paz y que todos y cada uno de nosotros, podamos ser partícipes de éllo.

De parte de el equipo de Guate360.com y toda la comunidad que ustedes han formado en torno a este proyecto, queremos desear a todo el mundo y en especial a nuestros compatriotas chapines ¡Muy Feliz Navidad!