pila.jpg
Según algunos historiadores, las pilas llegan a nuestro país desde la época de la colonia a pesar de que la cultura maya presenta ya la existencia de reservorios artificiales de agua (“piscinas” naturales recubiertas con estuco) donde posiblemente, se realizaban algunas de las actividades que en nuestras pilas.

La realidad es que hoy, la mayoría de casas guatemaltecas aún cuentan con una pila para lavar ropa, utensilios de cocina o incluso, para tomar un buen baño. La pila ha sido escenario también de muchas travesuras o incluso accidentes domésticos (niños jugando con buzos de plástico, mascotas ahogadas o incluso, pilas convertidas en peceras por una mojarrita o pupo amatitlanecos).

Leer nota de Guatemala completa …