Por Jose Carlos Chiquín

Anoche, estuve pensando en vos… Estuve rescatando tu recuerdo, y al hacerlo, más de una lágrima se asomó curiosa a mis ojos… Anoche, estuve sumido en tus paisajes y descubrí algo desde muy adentro: ¡Te extraño! Siento la pesadez de la distancia que entre nosotros se pasea, nuestra convivencia ha sido tan grande que te has quedado impregnada en cada partícula de mi cuerpo, mente y alma.

Leer nota de Guatemala completa …