No hablaremos de la canción, de Daddy Yankee ni de cuánto gusta o disgusta a los guatemaltecos.
No hablaremos de si subirá o no subirá el precio y los efectos que esto traería sobre infinidad de productos.
Les aseguro, tampoco hablaremos esta vez sobre la gasolina venezolana que entrará al país como parte de las iniciativas de la República Bolivariana de Venezuela.

Hoy, conversaremos sobre las probabilidades de que Guatemala se convierta en una potencia económica mundial. No se rían… Sabremos que Guatemala no pertenece a la OPEP ni al G8, no figura entre los grandes exportadores de oro o mano de obra calificada. En Guatemala tenemos cultura, gente linda, campos con milpa, brisas refrescantes, días de sol, etcétera, etcétera, etcétera. Muy linda Guatemala… pero los guatemaltecos no comemos (literalmente, algunos no comen) por ver El Gran Jaguar, de oir cantar a un zanate (creo que no son muy buenos cantores tampoco) o de sentir el aroma a tierra mojada en un bosque de Totonicapán. Sin embargo…

¿Qué tal si alguna de estas cosas nos lanzara a las altas esferas económicas del mundo? Leer nota de Guatemala completa …