Antes que nada, me gustaría compartir con ustedes la información que encontré sobre un “Estado de Excepción”, esto fue luego de leer la noticia en el vespertino La Hora:
Un Estado de Excepción suspende el goce de ciertos derechos de los ciudadanos, en nuestro caso particular, según El Periódico, se suspende la aplicación de los artículos 2, 6, 9, 26 y 33 de nuestra Constitución Política (excerptos de dichos artículos pueden leerse al final de este post).

Una vez entendido lo que significa el Estado de Excepción, intenemos entender por qué el Gobierno “anuncia la probabilidad” de decretarlo en San Juan Sacatepéquez y en otras zonas de la ciudad capital (zonas que no han sido comunicadas abiertamente).

Según las fuentes de noticias, el Procurador de Derechos Humanos ha afirmado que es necesario que el Estado retome el control de algunas comunidades como San Juan Sacatepéquez dado que algunos grupos organizados ante la situación de inseguridad propiciada por mareros extorsionistas, han tomado la justicia en sus propias manos. Muchas preguntas y polémicas opiniones han comenzado a surgir entre la población, a continuación algunas interrogantes que todos deberíamos plantearnos:

    - ¿Cómo surge la necesidad de grupos de civiles para defenderse de grupos de delincuentes?, ¿Es esta una forma de guerra civil?
    - ¿Qué tan arbitrarias son las acciones de un grupo de autodefensa civil (coincidencia de términos añejos)?, ¿Quién vigila al vigilante?
    - ¿Cuándo se desvirtúan las acciones de un grupo civil como los que están en cuestión?
    - ¿Por qué el Procurador de los Derechos Humanos no se pronuncia de manera más activa sobre las atrocidades perpetradas por maras y otros grupos delincuenciales?
    - ¿Tendrá algo que ver este Estado de Excepción con la construcción de una planta cementera en el lugar?

Leer nota de Guatemala completa …