Sobre Germán Chupina pesa (o pesaba) una serie de graves acusaciones de genocidio, torturas y terrorismo por sus acciones durante la época en que fungió como Director de la extinta Policía Nacional, en tiempos del gobierno de Romeo Lucas.

Varios medios internacionales se han expresado de diversas formas sobre el deceso:

La ex candidata presidencial y Premio Nóbel de la Paz Rigoberta Menchú manifestó a Prensa Libre: “La demora del proceso judicial hizo que Chupina muriera sin que le llegara la justicia.”

-

De esta forma, Germán Chupina muere al igual que el ex-presidente Romeo Lucas, sin haber sido juzgados por los crímenes de lesa humanidad que la Audiencia Nacional española le imputara apoyada por cientos de guatemaltecos.

Descanse en paz… todo aquel que sin culpa alguna perdió la vida en el Conflicto Armado Interno.