Los muy arraigados como Don Chebo, Tío Chema, los huitecos y el ex-dictador Lucas, o el recientemente adoptado Pepito; son los protagonistas de cientos de Chistes de Guatemala que han arrancado sonrisas y carcajadas a varias generaciones de guatemaltecos que por tradición, buscamos motivos para reir.

Según los historiadores, la mayoría de estos personajes existieron y la tradición oral guatemalteca ha inmortalizado su personalidad, anécdotas y hasta los consejos que se derivan de algunas de sus experiencias.

Don Chebo, por ejemplo, habitó en Quetzaltenango entre 1837 y 1917, su tumba aún existe en el cementerio general de Xela. En su caso, experiencias auténticas de su vida como un personaje gracioso, ingenuo y hasta cierto punto bobo, fueron convertidas en chistes chapines que hasta ahora nos siguen divirtiendo.