Los conocedores del tema saben que para entrar a la competición, una buena vista del Lago de Atitlán debe ofrecer las "4 puntas de los volcanes". Se dice que Santa Cruz La Laguna tiene a la reina de las "quita-aliento". Sin embargo hoy, les comparto mi elección particular: Tzununá.

Los riscos de Tzununá no solo aportan altura sino el ángulo perfecto para que el valiente madrugador o el relajado turista aprecie una vista que sin duda quitará el aliento sobre el Lago de Atitlán en Guatemala:

Lago de Atitlán en Sololá, Guatemala.

 

El volcán Tolimán con sus dos picos primero, el Atitlán detrás de él, la bahía de Santiago Atitlán separa a estos 2 colosos del volcán San Pedro, el grandote a cargo… que inicia luego de la pequeña Chuitinamit. Y para acabarla de ajustar, el Lago de Atitlán, que a veces se cree espejo, refleja a sus 3 guardianes y al pequeño Cerro de Oro.

Así es que miren muchá… la verdad es que no hay para dónde: El Lago de Atitlán es el más bello del mundo… y está en Guatemala.