Ricardo Arjona - Guatemala.

Como quien no quiere la cosa y para mi mala suerte, mis amigos en Guatemala no resistieron las ganas de enviarme desplegados de prensa en donde prácticamente poco o nada quedaba de mis huesos a merced de algunos periodistas protectores de los débiles, enemigos de las oligarquías y arrasadores de cualquier intento de provocar una reacción que no esté ligada a los métodos viejos que a ningún lado nos llevaron en el trayecto de nuestra historia.

Leer nota de Guatemala completa …