El líder sindical del magisterio guatemalteco podría ser despedido según la resolución dictada por el juzgado cuarto de trabajo, aduciendo ausencias laborales desde el 3 de enero del año 2005, momento desde el que nombró a un maestro sustituto sin la autorización del Ministerio de Educación.

Así como otros personajes que han ocupado las noticias durante días recientes, este personaje es odiado o amado por la población, pero los que opinaban que su persecución terminaría con la salida de María del Carmen Aceña del MINEDUC, parecen haber estado errados.

¿Qué opinan?, ¿Creen que deberían despedirlo?, ¿Ha promovido cambios importantes y positivos para el sistema educativo de Guatemala?